Saltar al contenido

Decoración con cuadros grandes

decoración con cuadros grandes

Tips de decoración con cuadros grandes

¡Un gran cuadro como principal protagonista!

decoración de paredes con cuadros grandesApostar por un único cuadro central, situado encima del sofá, dirigirá la atención hacia a ese punto exacto. Es la opción más recomendable en el caso de que tengamos de fondo una pared blanca, ya que resaltarán los colores del cuadro en cuestión.
Además, también quedarán muy bien con el suelo de madera, así como con la mesa de centro.
Aquí nos encontramos con un pequeño problema y es que puede que el marco de madera no quede bien (ya que tenemos bastante con la madera del suelo). ¿Qué hacemos en este caso? ¡Pues es muy sencillo! Simplemente quitamos el marco y apostamos solo por el lienzo.

Decorando con 2 grandes cuadros

La opción de elegir 2 cuadros grandes proporcionará orden a cualquier tipo de pared. Nuestra recomendación es que apuestes por las tonalidades beige, tostado o blanco, pero que siempre se adapten a los tonos en los que hemos elegido el sofá.
Digamos que, a diferencia de la opción anterior, esta idea de decoración con cuadros grandes ayuda a repartir el estilo entre todo el salón, no haciendo que se centre en el mismo punto.

Decoración con cuadros variados

¿Es posible decorar con cuadros de diferentes estilos, colores y formatos? Aunque parezca toda una odisea… si, es posible.
La base en la que se centra esta idea es en convertir los cuadros en elementos más bien secundarios, no en protagonistas cómo en los casos anteriores.
¿Y cómo hacemos esto? Podemos colocar un espejo en la zona central, y los cuadros en otras paredes. Además, no cuelgues cuadros con colores demasiado estrafalarios, ya que no quedarán demasiado bien.

Colgados sobre muebles: la mejor manera de colocarlos

Un fundamento clave de la decoración de paredes con cuadros grandes es que si los colocamos encima de muebles, los ayudaremos a destacar, sobre todo si están en una zona de paso.
Estamos acostumbrados a colocarlos directamente encima de los aparadores… aunque lo cierto es que quedarán bien en cualquier mueble.
Eso si, deja un espacio entre el mueble y el cuadro para colocar jarrones con plantas, lámparas o cualquier otro accesorio, siempre sin pasarnos en cuanto a cantidad.
Con estos consejos de decoración con cuadros grandes, diseñarás el salón a tu medida.